Las impresoras son, después de la computadora, el aparato más importante en oficinas, casas, escuelas y establecimientos de Internet. Y como cualquier equipo tecnológico necesitan recibir mantenimiento preventivo con el cual se evitan daños a futuro que limiten su correcto funcionamiento.

La pregunta es: ¿cuándo darle mantenimiento a las impresoras?

Es difícil saberlo pues influyen varios factores como son tipo de impresora, cantidad de impresiones al día, la marca, entre otros. Lo que si podemos verificar son los “síntomas” que dan las impresoras para saber que ya es necesario que un técnico le dé mantenimiento preventivo y no una reparación completa.

Los cuatro síntomas básicos y más comunes son los siguientes:

  • Manchas de tinta sobre la impresión
  • Impresión NO uniforme
  • Ruidos extraños durante la impresión
  • Los botones empiezan a fallar o realizan acciones erróneas
Si tu impresora de casa u oficina presenta alguna de las anteriores características, puedes acudir con tu técnico de confianza para que verifique y corrobore que el equipo ya necesita mantenimiento preventivo o, incluso, reparación.